La felicidad reside en el ocio del espíritu.

La felicidad reside en el ocio del espíritu.

Autor Aristóteles