Cargado x @XIOMSA138

11/07/2019 | #N69976
Otras notas de @XIOMSA138

Actividad semana | Visitas totales
2 | 32

Duele el mundo cuando el otro sabe y aún sabiendo, no le importa. 
También duele, cuando seguís viendo que a falta de recursos emocionales, se empachan con los tuyos, te mienten como estrategia y te cagan para aplaudirse, sin poder entender, que aunque duerman tranquilos, para poder hacerlo tienen que jugar a ser otros. Hacer de otros. Disfrazarse de otros. 
Pobre gente. Carente de valores y de amor propio. 
Dan la pena, que ellos sienten como la bandera del orgullo. Su defensa dicen que es el éxito y llegan a su casa y ni el perro los reconoce. 
Solos. Bien solos, que evitan la soledad para no chocarse la cara frente al espejo, y se les caiga el personaje en el piso de un baño abandonado. 
Y entonces consumen lo que haya, con la ilusión de encontrar una "identidad" que les tape esos vacíos con olor a nichos. 
Se creen importantes porque ocupan lugares pisando cabezas. Y lo que más les importa, es saberse capaces de pisar cabezas y no ocupar lugares que no se merecen. Roban 
Como no va a doler, si uno termina creyendo que cuando alguien te responde un mensaje, te está escuchando con amor, y ni siquiera escuchó tu voz. 
Y después un dia se va como vino, simplemente, porque nunca estuvo.
Mundo enfermo.
Horas atrás de una cuadrado hablando con vos,con veinte, da igual. 
No les importa el vínculo, porque no tienen con qué sostenerlos. 
La gente duele, cuando interviene el tramo de una acción generosa y le encuentra la vuelta perversa para sacar algo del cajón. 
Duele el mundo, lleno de pibitos mirando una pantalla mientras no se dan cuenta que tienen un mar, un cielo y un Sol. Ya no les importa el olor a pasto. Tampoco el silencio como refugio. 
No se quieren refugiar adentro porque no están construyendo nada. 
Igual que los padres. 
Duele el mundo, cuando lo aprenden de nosotros. De los grandes, de los adultos. 
Cuando nos ven hechos pelota, porque nos duele el mundo y sin embargo, nos miran quietos. 
Ausentes. 
Anestesiados.
Idos.
Mientras ellos, huérfanos de algo, que les haga creer que las heridas del alma no se curan con sal. 
Se curan haciendo algo distinto. Algo hay que hacer, para que deje de doler. Un poco. 
El mundo. 
Lorena Pronsky


> Aún no hay comentarios. Inicia tu esta cadena comentando que te parece este tema, que te despierta.




¡INICIAR SESION!
Sumate para comentar, participar en esta y próxima salidas Inicia Sesion o Registrate (si no tenes ya un usuario) . Es muy fácil y en 3 pasos comenzá a contactarte con gente que tiene ganas de conocerte.



¿Consultas?