Democracia real, ¿Cómo es la verdadera democracia?


Navega Encontrarse sin banneres

Cargado x @DANTEX

11/01/2020 | #N71402
Otras notas de @DANTEX

Actividad semana | Visitas totales
0 | 256


Navega más cómodo sin publicidad - Activate

La democracia real nunca se ha puesto en práctica, todavía.




A lo largo de los siglos, la política ha ido alternando diferentes sistemas.



Desde la democracia griega se ha pasado por el feudalismo, las dictaduras monárquicas y militares o las nuevas democracias del presente.



En la actualidad, el sistema democrático se ha consolidado como la forma de gobierno más justa o, por lo menos, la menos mala. Por ese motivo, es el modelo que se está implantando en la mayoría de países.



No obstante, hoy en día sigue habiendo muchas dictaduras e, incluso en el seno de gobiernos aparentemente democráticos, existen resquicios totalitarios, grandes dosis de corrupción y un elemento común que acaba dirigiéndolo todo por encima de cualquier jerarquía: el dinero.



Por ello, incluso en las democracias más bien consideradas, lo que se está aplicando no es democracia real, sino una aproximación fallida.



A continuación, te cuento con más detalle por qué.



¿Por qué la democracia actual no es una verdadera democracia?



La democracia se define como el “sistema político que defiende la soberanía del pueblo y el derecho de éste a elegir y controlar sus gobernantes”.



Para mí, esta definición se resume en algo muy simple: un sistema de gobierno donde el pueblo tenga voz y voto de forma permanente.



A efectos prácticos, en la democracia actual, las competencias del pueblo se limitan prácticamente a una sola cosa: votar cada equis años a los políticos que van a gobernar; políticos que pertenecen a partidos con ideas, ideologías y programas electorales predefinidos



En la democracia actual nos limitamos a votar una vez cada equis años. Foto por Sergey Tinyakov, vía Shutterstock



¿Qué es lo que suele ocurrir tras las elecciones? Que el partido ganador y sus aliados pasan a tener el poder, quedando el pueblo en manos de lo que sus políticos puedan decidir y hacer a partir de ese momento.



Es decir, que pasadas las elecciones, el pueblo ya no tiene ni voz ni voto. Lo único que podemos hacer en caso de que haya desacuerdos, abusos o promesas incumplidas –algo más que habitual– es recoger firmas o participar en manifestaciones populares, iniciativas que suelen pasar al olvido rápidamente sin generar ningún tipo de modificación o iniciativa legislativa seria.



Sólo nos queda esperar a unas nuevas elecciones para volver a repetir el mismo proceso de nuevo.



Para mí, este tipo de democracia es una farsa, es un pequeño arreglo que intenta hacer una tímida aproximación a la definición de democracia que acabo de dar.



Tal vez esta democracia tuviera sentido hace unas décadas; en épocas posdictatoriales, en contextos de escasez informativa o en momentos en los que la tecnología no permitía que la gente participase de forma más activa en las decisiones de la comunidad.



En la actualidad, el acceso a Internet y los medios tecnológicos de los que disponemos permiten un acceso masivo y rápido a todo tipo de información, así como un alto grado de participación e interconexión ciudadana.



 



Acceso a la información del mundo



La tecnología actual nos permite estar en contacto permanente con el mundo y la información. Foto por sdecoret, vía Shutterstock



Todas estas condiciones nos permiten ir un paso más allá en el concepto y aplicación de la democracia y, por tanto, ya no hay excusas para no practicar una democracia real; ya no hay razón para quedarnos estancados en democracias arcaicas en las que el pueblo no es más que una simple comparsa que lo único que puede hacer es votar una vez cada cuatro años.



¿Cómo sería una democracia real?



El papel de los ciudadanos



Para mí, en una democracia real, cada individuo –en tanto que miembro de una comunidad regional, estatal, continental o mundial– debería poder participar, proponer y votar de forma regular las diferentes propuestas que los dirigentes y expertos se encarguen de elaborar.



El ciudadano debería convertirse, pues, es un elemento permanentemente activo que, al final, es quien tiene la última palabra en las decisiones políticas de su comunidad.



 



En una democracia real, el ciudadano participa permanentemente en las decisiones de la comunidad. Foto por sirtravelalot, vía Shutterstock



Los nuevos partidos políticos y sus funciones en una democracia real



En una democracia real, los partidos políticos convencionales no tienen ningún sentido, ya que éstos tienen una ideología fija y marcada que difícilmente representa la realidad diversa y cambiante de la sociedad. Me explico.



Los partidos políticos tienen una ideología muy concreta, sea de derechas, de izquierdas o de centro; o bien ecologista, feminista o animalista; e intentan tomar sus decisiones en esa línea en todos sus ámbitos de influencia hasta al final de la legislatura.



Pero, es muy posible que la población sea de derechas en educación, de izquierdas en economía y de centro en medio ambiente; y también es posible que esas ideas cambien radicalmente de un día para otro, un cambio que debería tener una respuesta política inmediata.



Por consiguiente, los partidos políticos no deberían tener ninguna ideología, sino ser entidades neutras y dinámicas cuya única función fuera la de reflejar fielmente las ideas, el estado de ánimo y la voluntad del pueblo.



El reclamo y el trabajo principal de cada partido político no sería definir una ideología o una línea de actuación determinada, sino darle al pueblo las herramientas necesarias para que éste pueda expresarse, participar y decidir en todas las decisiones clave que incumban a su comunidad.



 



La función de los partidos políticos en una democracia real no es más que darle al pueblo herramientas para expresarse, participar y decidir. Foto por Sergey Nivens, vía Shutterstock



Esto significa que los partidos políticos deberían ser capaces de organizarse a nivel urbano, comarcal, provincial, regional o nacional para que cada persona pudiese tener un papel activo y determinante dentro de la sociedad. Ello implica, entre otras cosas:




  • Crear plataformas virtuales donde puedan proponerse iniciativas populares.

  • Organizar plenos abiertos a todo el mundo para debatir y generar nuevas ideas y proyectos

  • Realizar regularmente encuestas que sirvan para valorar y corregir el rumbo del país.

  • Crear medios que permitan acceder fácilmente a las distintas propuestas de ley, en diferentes formatos de extensión y complejidad.

  • Organizar un sistema de votación interactivo por referéndums en los que las personas tengan la última palabra en cada una de las propuestas que elabore el gobierno.



El valor de un partido político tampoco debería estar determinado por el carisma, el aspecto o la capacidad oratoria de su líder; sino, más bien, por su capacidad de crear equipos constituidos por las personas más capacitadas dentro sus campos.



Estos equipos, formados por científicos, economistas, abogados, informáticos, filósofos, diplomáticos, estadísticos, oradores… serían el verdadero brazo ejecutor del pueblo, pues serían los encargados de elaborar propuestas sólidas y realistas alineadas con la voluntad de la mayoría.



El perfil de los políticos en una democracia real



He oído decir muchas veces que los ciudadanos medios no están capacitados para tomar decisiones estratégicas importantes para un país. Entonces, ¿para qué votamos cada cuatro años? Pasemos directamente a una dictadura, ¿no?



Por otra parte, el sistema político actual está lleno de concejales incompetentes que han falsificado sus títulos universitarios, ministros que ostentan sus cargos debido al tráfico de influencias y alcaldes corruptos que llegan a los ayuntamientos gracias a sus fortunas personales.



La política actual es corrupta



La política actual está llena de gobernantes corruptos e incompetentes. Foto por, vía Shutterstock



La ignorancia de las personas se soluciona educándolas, dándoles acceso a la información y estimulando su participación y compromiso con la comunidad. Pero, ¿cómo solucionas la ignorancia, la avaricia o la maldad de una persona que llega o que ya está en el poder?



Por esos motivos, un político:




  • Debería tener unos mínimos de cultura y formación, un expediente delictivo impoluto y un perfil psicológico compatible con su cargo.

  • Debería mostrar un espíritu altruista y de servicio comunitario a la hora de ejercer su profesión; una profesión que tuviera un buen sueldo, pero que no permitiera enriquecerse ilícitamente con los recursos del pueblo.

  • Debería ser automáticamente expulsado si se desvía de su camino o incumple sus promesas y funciones.



¿Cómo sería el mundo si hubiera una democracia real?



Esta es la pregunta del millón.



¿Qué pasaría si aplicásemos a nuestra sociedad un modelo de democracia real como el que acabo de describir?



Podría ser un gran acierto; o un enorme fracaso, quien sabe. Lo que es seguro es que habría muchos cambios en el mundo, y que algunos de ellos serían, probablemente, drásticos.



Pero creo que, a largo plazo, las cosas nos irían mejor. Y lo creo por varias razones.



La primera, porque en el mundo cada vez ocurren cosas más desagradables. Las guerras no dejan de sucederse, el hambre y la pobreza siguen aumentando, y la destrucción del medio ambiente avanza a pasos agigantados por razones meramente monetarias. Todo ello nos lleva a una situación cada vez más insostenible




Comentarios de Actualidad :

12/01/2020
#F671363

Excelente tema, el asunto es que para que los partidos polìticos sean gestores de consensos previos de sus representados, estos tendrìan que participar..la gente no va a  expresarse a su partido, ni a los consejos comunales de su barrio, ni siquiera a las reuniones de su consorcio,(quele queda a  metros de su casa) pero luego se queja de las expensas , de los baches y del gobierno,  

Obvio que si nos atropellan es porque lo permitimos.. somos democracias muy jòvenes..y sòlo ejercemos dos funciones: votar y pagar impuestos, el  PARTICIPAR es un verbo que nos queda muy lejano..

recuerdo el "que se vayan todos", nadie dijo  "y participemos  todos" ..asi nos fue...asì nos va...

se parte el cambio que quieres ver, si quieres ver cambios...no podemos cambiar a los gobernantes si no cambiamos como ciudadanos  

13/01/2020
#F671378

Que buen artículo !!!!! yo creo que los latinoamericanos debieramos ir a consultoras de E Unidos, e informarnos y copiar, ellos si que lograron una verdadera democracia segura, calentita y duradera y dejarnos de embromar con populismos estúpidos y corruptos me voy dando cuenta del error. Gracias 
 

13/01/2020
#F671379

Como crecen las personas cuando vemos otras realidades lejos de las nuestrasSaludos  

13/01/2020
#F671383

@CECILYA: El autor es Ubay Serra Sánchez que se define "Fisioterapeuta, osteópata y astrólogo de profesión, filósofo irremediable y viajero empedernido."

Ir a las consultoras e informarnos puede ser pero copiar ¡nada! Con el péndulo político oscilando entre populismos y neoliberales ya tenemos más que suficiente castigo.

Coincido con lo expresado por @MYWAY. La democracia debe tener una real división de poderes, igualdad ante la ley y participación ciudadana. 

Agustín    

13/01/2020
#F671384

y...encima de no participar para colmo somos muy individualistas...

 a rio revuelto ganancia de pescadores...

naturales y conquistadores

colonos y europeos

unitarios y federales

pueblo y gorilas

boca y river

k y no k

vivimos fracturados,

comprando historias y divisiones

como vamos a caminar?  

14/01/2020
#F671398

Considero que es impracticable una democracia del estilo que plantea el autor porque demoraria muchisimo, seria imposible temporalmente y materialmente tomar la minima decision de una ordenanza municipal, por ejemplo, cambiar el sentido de una calle.  Para eso existe la democracia representativa, que es la que tenemos "el pueblo no DELIBERA ni GOBIERNA sino por medio de sus REPRESENTANTES.


El tema es que no elegimos adecuadamente a nuestros REPRESENTANTES , porque sobra INFORMACION pero falta FORMACION, EDUCACION de nosotros los representados.


Nos basamos en intereses mezquinos, venganza, revanchismo, "cuidar la quintita" o el Sindrome del mayordomo (para quien no sepa que es, se puede googlear, Internet tiene mucha informacion)


Saludos

 

14/01/2020
#F671408

Agustin, por favor detené por breves segundos tu compulsiva voluntad educativa y porfa lee mi comentario con tu tercer ojo , te lo pido porque sé que lo tenés Saludos, Gracias
 

14/01/2020
#F671410

Más allá de estereotipos, se puede ganar en densidad democrática. Muchos países tienen incorporados opciones constitucionales que habilitan la participación ciudadana en temas específicos, mediante plebiscitos vinculantes. Darle viabilidad a estás opciones, con cierta frecuencia, enriquece a las democracias representativas. Saludos  

14/01/2020
#F671411

obviamente, pueden aprovecharse incluso las elecciones para consultar x temas de fondo como aborto, edad jubilatoria, financiamiento de campañas, temas medioambientales, reforma de un codigo o una constitucion, etc,etc...

no pueden venir una manga de 500  tipos pseudoinformados y decidir eso por nosotros...eso es la democracia??

Lo mismo pasa con la justicia, no puede una manga de 5 tipos llamados corte suprema decidir el destino de un paìs..eso es la Justicia ??  

21/01/2020
#F671648

No seremos condescendientes los que nos pasa es llamativo que es de años los Sindicatos monopolizado la justicia monopolizada tenedora libre el legislativo lo arregló con la BanelcoRecuerdo así perdido el polaco lech Valeza en Polonia (nose si así se escribe) creo que en sus momentos les dio vuelta el país alguien que busque y amplíe.Saludos  




¡INICIAR SESIÓN!
Sumate para comentar, participar en esta y próxima salidas Iniciá sesión o registrate (si todavía no lo hiciste).Es muy fácil, en 3 pasos comenzá a contactarte con gente que tiene ganas de conocerte.
¿Consultas?