El Poder Del Amor Eterno: La Leyenda De Filemón Y Baucis

Cargado x @DANTEX

18/01/2020 | #N71437
Otras notas de @DANTEX

Actividad semana | Visitas totales
1 | 77

Ama si quieres que te amen.
~ Séneca

En una antigua región de Asia Menor, Frigia, en lo alto de una colina viven dos árboles antiguos, un roble y un tilo.

Estos árboles son diferentes a todos los demás. Su historia se remonta a la mitología griega antigua, y es una de amor eterno.

*La Leyenda De Filemón Y Baucis*

Un día Zeus bajó a la Tierra, acompañado de Hermes, ambos adoptando una figura humana. Recorrieron la región de Frigia buscando hospitalidad en cada casa, con la intención de comprobar la buena voluntad y hospitalidad de la gente. Como dos viajeros cansados, pedían un lugar para descansar y alimento.

Todos les cerraron las puertas. Solo en una casa les permitieron entrar. En ella vivían el anciano Filemón y su esposa Baucis, una pareja pobre pero feliz que llevaba toda la vida juntos.

Después de servir comida y vino a sus invitados, Baucis notó que a pesar de llenar varias veces los vasos de los visitantes, la jarra de vino estaba aún llena, de lo que dedujo que sus invitados eran en realidad dioses.

Pensando que la humilde comida servida no era digna de tales invitados, Filemón decidió ofrecerles el ganso que guardaban en casa, su único animal. Pero cuando el campesino se acercó al ave, el animal corrió hacia el regazo de Zeus, quien aseguró que no era necesario tal sacrificio.

Zeus avisó a la pareja que sus vecinos iban a ser castigados por su egoísmo y que se inundaría gran parte de la región, pero que ellos quedarían a salvo. Salen todos de la casa y suben a lo alto de una colina. Cuando se vuelven para mirar el lugar del que venían, sólo ven una gran laguna y un hermoso templo donde antes había estado la cabaña de Filemón y Baucis.​

Entonces, Zeus invitó a los ancianos a que pidiesen lo que quisieran, porque les sería concedido. Y ellos respondieron:
Quisiéramos ser tus guardias y guardar de tu templo como antes guardábamos nuestra casa. Y puesto que hemos vivido tantos años en amor y armonía, haz que los dos nos despidamos de este mundo el mismo día y a la misma hora; de este modo nunca tendremos que vivir el uno sin el otro.

Así siguieron viviendo felices y, cuando les llegó la hora, Zeus cumplió su deseo y los convirtió en árboles que se inclinaban uno hacia el otro mientras ellos decían sus últimas palabras.

A Filemón lo convirtió en roble; y a Baucis, en tilo.

Y así terminó la pareja, él convertido en roble y ella en tilo, inseparables y felices para siempre en la muerte como lo fueron en vida.

*Significado Y Conclusión*

Esta leyenda muestra que la hospitalidad y la solidaridad no dependen de la riqueza material.

Filemón y Baucis expresan el valor a largo plazo del verdadero amor.

Su relación no se basa en la belleza natural, sino en un estilo de vida sencillo, en pleno amor, y en la humildad. Y el amor entre ellos se recompensa cuando se convierten en árboles eternos.​

Recuerda las palabras de Seneca: “Debemos dar como nos gustaría recibir, alegremente, rápidamente, y sin vacilar; porque no hay gracia en un beneficio que se pega a los dedos.”

> Aún no hay comentarios. Inicia tu esta cadena comentando que te parece este tema, que te despierta.




¡INICIAR SESION!
Sumate para comentar, participar en esta y próxima salidas Inicia Sesion o Registrate (si no tenes ya un usuario) . Es muy fácil y en 3 pasos comenzá a contactarte con gente que tiene ganas de conocerte.



¿Consultas?