Vivir sin miedo es vivir al revés,


Navega Encontrarse sin banneres

Cargado x @DANTEX

22/05/2020 | #N72566
Otras notas de @DANTEX

Actividad semana | Visitas totales
0 | 71


Navega más cómodo sin publicidad - Activate

Y creo que, por ese motivo, deberíamos empezar a vivir sin miedo cuanto antes.

Te cuento por qué…

La sociedad del miedo

El miedo es una herramienta de control de masas, pues es, con frecuencia, la primera barrera que nos impide salir del camino preestablecido para crear el nuestro propio.

Por ese motivo, la sociedad de hoy en día nos lleva, de forma permanente, a vivir con miedo.

Si te fijas, la mayoría de las personas pasamos la vida llenos de preocupaciones, obligaciones y situaciones que nos dan miedo. Por ejemplo:

  • Cuando nos formamos, nos exigen resultados, y nos da miedo no poder obtener las calificaciones necesarias para poder elegir las mejores universidades.
  • Cuando trabajamos, nos exigen resultados, y nos da miedo perder nuestro puesto y no poder llegar a fin de mes.
  • Más adelante, nos endeudamos adquiriendo una casa, comprando un coche o educando a nuestros hijos, y ello acrecienta aún más el miedo a perder el empleo con el que mantenemos nuestro nivel de vida.
  • Simultáneamente, vivimos eternamente preocupados por ahorrar, cotizar en la seguridad social o tener un plan de pensiones para poder jubilarnos el día de mañana

AY, mientras vivimos con el miedo en el cuerpo, no nos importa sacrificar nuestras vacaciones, hacer un trabajo que odiamos o dejar de lado a nuestros amigos o a nuestra pareja. Y tampoco nos importa renunciar a nuestros sueños, al estilo de vida que siempre deseamos y, en definitiva, a tener una vida que nos haga felices.

Todo por miedo a no tener dinero en el futuro. Todo por asegurarnos que el día de mañana, cuando seamos ancianos, podamos terminar nuestros días sin necesidad de trabajar.

Pero, si lo pensamos fríamente, vivir con tanto miedo no sólo es absurdo sino contraproducente, ya que, por su culpa, dejamos pasar los mejores momentos, las experiencias más estimulantes y las personas más maravillosas.

Vivir con miedo hace que sacrifiquemos las cosas más importantes de la vida, incluyendo las personas más maravillosas. 

Es decir, el miedo nos impide disfrutar de la vida cuando estamos en plena forma, realizar aquella vuelta al mundo que siempre quisimos hacer o arriesgarnos por aquella persona que nos hace sentir mariposas en el estómago.

 Y todo eso, ¿para qué?

Para evitar riesgos y, en último término –como dije antes– para llegar a viejos con las espaldas cubiertas.

Pero luego, cuando llega la vejez, nos damos cuenta de que hemos malgastado la vida en cosas que no eran importantes.

Entonces, queremos compensar haciendo todo aquello que nos hemos perdido por el camino; pero, ¿qué es lo que nos encontramos?

  • Que tenemos un cuerpo enfermo y dolorido.
  • Que nuestra mente –acostumbrada a un estilo de vida monótono y sin estímulos– se ve incapaz de hacer aquellas cosas que un día nos propusimos.

¿Crees que así es posible vivir felizmente el poco futuro que nos queda?

Así pues, ¿por qué no intentamos vivir la vida al revés?

Vivir sin miedo es vivir al revés, ¿a qué esperas?

En otras palabras, ¿por qué no vivimos cada día sin miedos ni preocupaciones respecto a lo que nos va a deparar el futuro?

¿Por qué no dejamos de pensar tanto en el dinero y en si vamos a tener una jubilación el día de mañana? De hecho, muchos no llegan ni a viejos.

Si lo hiciéramos, nos dedicaríamos a estudiar aquellas disciplinas que realmente nos apasionan, pasaríamos más tiempo con aquellas personas que nos hacen sentir bien con nosotros mismos, y dedicaríamos más tiempo a practicar aquellos hobbies que de verdad nos hacen disfrutar de cada instante.

Al vivir sin miedo, no trabajaríamos por dinero, no aceptaríamos que nos explotaran, y no dudaríamos en decirle a nuestro jefe: “aquí te quedas”, mientras tiramos la corbata a la .vez

Al vivir sin miedo, no tendríamos problema en decirle adiós a nuestro jefe.

Al vivir sin miedo, viviríamos más con el corazón que con la cabeza. Al hacerlo, no dudaríamos tanto en comprar esos billetes para irnos tres meses de viaje por Asia, o un año entero alrededor del mundo. Ni tampoco nos lo pensaríamos dos veces a la hora de dejarlo todo para vivir una aventura con aquella persona que nos ha robado el corazón.

Al vivir sin miedo, haríamos locuras, aprovecharíamos el tiempo al máximo, lucharíamos por nuestros sueños, seríamos fieles a nuestra Esencia y, por supuesto, seríamos mucho más felices.

Si viviéramos la vida de esta forma, mucha gente nos miraría mal; e intentarían boicotear nuestros proyectos, pues seríamos envidiados por aquéllos que aún no se han librado de sus miedos y limitaciones.

Y, por supuesto, siempre habría alguien que nos intentaría volver a meter el miedo en el cuerpo con las típicas frases: “yo prefiero ahorrar ahora para vivir luego más tranquilo”, “esto es una locura”, “yo quiero tener un futuro el día de mañana, y tú deberías hacer lo mismo…”

Cuando oigo este tipo de reflexiones, pienso que –muchas veces– el mejor momento para hacer aquello que te apetece es, precisamente, cuando te apetece hacerlo; y me pregunto qué sentido tiene vivir amargado tus primeros sesenta o setenta años de vida para poder estar tranquilo tus últimos diez.

Personalmente, prefiero vivir a fondo esos primeros sesenta o setenta años; y luego, ya veremos lo que pasa.

Prefiero vivir sin miedo mis primeros setenta años, y luego…ya veremos lo que pasa. 

Si llega ese día y no tengo ni un duro, o tengo que vivir en la calle, ¿crees que me importará mucho? Habré tenido una vida plena, habré hecho aquello que amo, habré conocido personas maravillosas, y habré disfrutado de cada instante.

Si logro vivir en plenitud hasta la vejez, no me importará lo que pase a partir de ese momento. Probablemente esté enfermo y algo deteriorado; pero, cada vez que miré atrás, me sentiré orgulloso y feliz de la vida que habré llevado hasta la fecha.

Por ese motivo, no me importará sufrir o morir, porque estaré en paz conmigo mismo. Y esa sensación me ayudará a seguir viviendo plenamente los días que me queden, pase lo que pase. Sea pobre o rico.

Prefiero vivir de esta forma antes que lidiar cada día con miedos y preocupaciones hasta la vejez. Si lo hiciera, tal vez podría vivir en una jaula de oro el tiempo que me quedara, pero viviría lamentando continuamente todo lo que no hice hasta entonces.

Yo prefiero vivir al revés, prefiero vivir sin miedo esta vida


Comentarios de Pensamientos de Vida :

23/05/2020
#F677878

Buen día dantex,que nota tan espectacular,me parece tan reveladora,tan cierta,tan exacta en su descripción,te agradezco la buena idea que has tenido de subirla a este sitio y compartirla, está muy bien desarrollada esa frase fuerza,sólo por hoy. Si me podés decir quién es el autor,me gustaría leer más de él.nuevamente gracias dantex,te mando un abrazo  

23/05/2020
#F677883

Hola a Vos gracias x leerlo creo que la saque de un portal mexicano q por mi trabajo es pago y tiene algo de estas cosas de RH.SUPERACION Personal.Sino con gusto te lo hago llegar.Saludos buen finde  

27/05/2020
#F678077

Hola. Que buena nota , clara, precisa, real y para reflexionar ya que  nos mentalizamos tanto  para asegurarnos un buen futuro economico que ,es verdad, nos perdemos de conocer  lugares y personas nuevas  que podrian enriquecernos  mucho mas. Perder el miedo  me parece que es un ejercicio diario y se puede lograr con  voluntad de cambio y esfuerzo.                                          Me quedo con esta idea.El miedo es una herramienta de control  de masas. ATERRADORA PERO REAL.                                                                                                                                                   SALUDOS.        ADRIANA. 

   




¡INICIAR SESIÓN!
Sumate para comentar, participar en esta y próxima salidas Iniciá sesión o registrate (si todavía no lo hiciste).Es muy fácil, en 3 pasos comenzá a contactarte con gente que tiene ganas de conocerte.
¿Consultas?