“El príncipe y la golondrina”


Navega Encontrarse sin banneres

Cargado x @HECTOR5858

31/07/2020 | #N73194
Otras notas de @HECTOR5858

Actividad semana | Visitas totales
0 | 200


Navega más cómodo sin publicidad - Activate

Cuenta este cuento sobre el papel que juega el apego en la pareja. Reflexionáramos sobre cuáles son los mecanismos del apego inseguro, cómo nos causan sufrimiento y nos afectan cuando pretendemos controlar y dominar al otro, poniendo como excusa al amor.

Pensemos, ¿qué diferencias existen entre amor y apego?, ¿por qué los confundimos?, ¿cómo puede el apego dependiente influir de forma negativa en nuestras relaciones?

 “Cuando estamos apegados a algo siempre hay miedo, miedo de perder esa cosa; siempre existe esa sensación de inseguridad”

                         –Jiddu Krishnamurti-

 

El príncipe pasaba los días mirando por la ventana a la espera de que algo sucediera. Solamente le quedaba un sirviente que se encargaba de hacer las compras y mantener limpio el castillo. -Qué vida más aburrida, suspiraba.

Una mañana de abril, una golondrina se posó en la base de su ventana. –Oh, exclamó, - qué pequeña y delicada criatura. La golondrina le dedicó una breve melodía y se fue. Él quedó maravillado: su canto le pareció el más hermoso del mundo y su plumaje el más original. ¡Un ser único!

La golondrina volvió

A partir de entonces, el príncipe aguardaba impaciente su regreso. Llegó el esperado día y la golondrina volvió a cantarle otra canción. Se sintió realmente afortunado. ¿Tendrá frío?, se preguntó justo antes de que echara a volar de nuevo.

La tercera vez que el pájaro regresó, el príncipe se preocupó por si pasaba hambre. Los días siguientes, se dedicó a construir una casita para la golondrina. Mandó a su sirviente a comprar maderas y clavos y cazar insectos. Finalmente, tras varios torpes intentos, terminó por exigirle que construyera también la casa.

-Maldito pájaro murmuraba el sirviente.

Dentro le puso los insectos y agua, además de unas telas de seda a modo de cama. Cuando vio como se posaba sobre la ventana le acercó su habitáculo y disfrutó viendo como bebía agua y daba buen provecho de la comida que le había preparado. ¿Te gustan estos insectos, mi dulce golondrina?, le preguntó. -Los cacé para ti, añadió. Con un breve trino la golondrina pareció asentir antes de retomar su vuelo.

El príncipe tiene que negociar con la incertidumbre

Entonces le invadió la ansiedad, ¿Y si no regresaba nunca? ¿Y si encontraba otra morada mejor en la que cobijarse? Quizá otros príncipes construyeran mejores casas o cazaran ellos mismos los insectos. No podía permitirlo. ¡No existía una golondrina igual en el mundo!

El príncipe pasó dos días sin dormir ni pensar en otra cosa hasta que decidió emplear el tiempo de espera fabricando una puerta con candado para la diminuta casa. La golondrina, como siempre, volvió y cuando entró para probar la comida, el principe la encerró.

- Te amo, le confesó, -conmigo no te faltará nunca más comida ni agua, ni tendrás frío-.

Un poco confundida, la golondrina se dejó llevar al principio por la comodidad. Disfrutaba del calor de su hogar y de disponer de comida a su alcance sin tener que husmear entre las plantaciones hasta conseguirla.

El príncipe colocó la jaula en su mesita de noche para saludarla cada mañana acariciándole la cabeza. -Eres mi golondrina, cántame una canción, linda-, le pedía.

-No está tan mal esta vida, pensaba la golondrina. Y cantaba. Pero con el tiempo su música se fue apagando, hasta que enmudeció.

La golondrina pierde su canto

-¿Ya no cantas? -le preguntó el príncipe, extrañado.- Me hacías feliz cuando cantabas.

-Mi canto estaba inspirado en el fluir del río, el sonido del viento en los árboles, el reflejo de la luna en las rocas de la montaña. Yo alegre te lo traía, pero ahora en esta jaula no encuentro nada sobre lo que cantar.

–Lo hago porque te quiero decía el príncipe.- Es peligroso que vueles por ahí tú sola. ¿Y si tienes un accidente?, ¿y si no encuentras comida?, ¿y si te dispara un cazador?

-¿Quién?, ¿qué es un cazador? -cuestionaba ella.

-Yo te cuido y protejo, aquí estás a salvo de todo peligro.

Un día el príncipe se despertó sobresaltado. Fue a acariciar a la golondrina y la encontró muerta.

Presa de la ira buscó a su sirviente y lo despidió porque, sin duda, alguno de los insectos que él había cazado la había matado. El hecho de haber encontrado un culpable no reconfortó al príncipe, que se sintió aún más solo y desvalido que antes de que apareciera la golondrina. Hasta que otra se posó en la ventana y le cantó una canción: la más bonita que jamás había escuchado…..

Las casas con candado que terminan con el amor

Este cuento habla de cómo funciona el apego en las relaciones de pareja y nos muestra cómo muchas veces nuestros miedos y temores se imponen a los deseos y los derechos del otro. Nos relata un hecho: trasformando a las personas que conocemos las alejamos muchas veces de su esencia, de su felicidad. Todo por ellas y sin darnos cuenta.

Ante una situación de soledad o vacío, podemos hacernos responsables para salir de ella por nosotros mismos o hacer responsable a la pareja estableciendo una relación de dependencia.

El apego puede confundirnos exagerando las cualidades del ser amado y convertirlo a nuestros ojos en un ser único e irremplazable, aumentando así la ansiedad al imaginar su posible pérdida. Con la excusa de su protección o bienestar, podemos llegar a privar al otro de su libertad.

Este es un cuento sobre el apego, pero es también un cuento sobre el amorAmor es aceptar y respetar la forma de ser del otro, desear su felicidad antes que la satisfacción de nuestras necesidades y dejarle volar cuando lo necesite, si es lo que -como a las golondrinas- le hace feliz.

 

Cuento original de Mar Pastor.


Comentarios de Cuentos :

03/08/2020
#F681373

muy bueno,el amar es saber soltar y si esa persona se queda a tu lado es por  que lo quiere       

03/08/2020
#F681380

"Amo mi libertad, por eso dejo las cosas que amo libres. Si vuelven es porque las conquisté. Si no lo hacen es porque nunca las tuve"

-John Lennon-

Asi es @MITOC58. Gracias por tu lectura.  


03/08/2020
#F681388

Opino,  que  con el Apego.. ... sucede   que  No nos damos  cuenta  en el  momento en  que   se està produciendo...... lentamente,    pero  a Nuestro Compás  !!!     

Y digo  a  Nuestro  compás,  porque  en  el Apego  y  quizás  en  mucho  de lo  que  sentimos  tiene  que ver màs  con nosotros mismos  que  con  el  Otro.

Porque  es  lo  que  Yo  le  atribuyo,   a  esa persona,   Porque  es lo que Yo necesito  atribuirle  a esa Persona.    Y  es posible  que  EL  elegido,  ni aún conviviendo,   se entere de  la dimensiòn  de nuestra   idealizaciòn.

Cada uno  tiene  su  patrón afectivo  con  todo  lo que  lo rodea,   no  sòlo para  el  amor de pareja,   sino  cómo  vivenciamos  Todo en  la  Vida.....

Por eso  No  es fàcil  salir  del Apego... ... porque lo hemos  fabricado a nuestro  gusto,  al menos  en  el comienzo de la relaciòn,   y  nos resistimos  a  apartarlo de nuestra  dieta.....     A  la  vez,   tampoco  es  Fàcil,   ver  al Otro  tal  cual  es,   sin los  anteojos  de nuestra formaciòn y cultura .  (Esto es válido  tambièn para el otro  extremo: los prejuicios y el racismo)

Empeora  el Apego,   ademàs  si  El  Elegido,   sabe  bailar  nuestro ritmo  y  sabe  reflejar  lo que   deseamos..... (manipulación) 

Quizàs,   muchos  idealizamos  porque  necesitamos  Agregarle  condimentos  a  la Realidad......!!!

   

03/08/2020
#F681396

Hola Lia. Es muy cierto lo que decís. Tambien muchas "golondrinas"  no quieren salir de su zona de confort, y prefieren esa relación de apego recíproco. Y en todos los casos, no es tan simple poder salir de esa dependencia. Saludos.  

04/08/2020
#F681418

 “Cuando estamos apegados a algo siempre hay miedo, miedo de perder esa cosa; siempre existe esa sensación de inseguridad”

Jamas he vivido una situacion de apego con nadie, tampoco he tenido miedo de perder.  He amado y mucho, muy intensamente, una sola vez en mi vida, algo de lo cual jamas me arrepentiré.  Pero hay que amar demasiado para poder soltar...

Dicen por ahi..."Hay que soltar para ser feliz"

   

04/08/2020
#F681420

Hola Adriana. Se dice que la posesión y el miedo son contrarios a lo que significa amar. El amor en esencia supone  libertad. Y aprender a amar significa estar preparados para dejar ir. Liberar y liberarnos para que el amor siga fluyendo. Gracias por tu comentario.  

04/08/2020
#F681423

Coincido totalmente con vos.  Gracias Hector por tu notas, siempre muy oportunas !!  

04/08/2020
#F681432

yesyes  




¡INICIAR SESIÓN!
Sumate para comentar, participar en esta y próxima salidas Iniciá sesión o registrate (si todavía no lo hiciste).Es muy fácil, en 3 pasos comenzá a contactarte con gente que tiene ganas de conocerte.
¿Consultas?