"QUIEN SACUDIO EL JARRO"


Registrate en Encontrarse y empezá a conocer gente ya

Cargado x @DANTEX

09/01/2021 | #N74689
Otras notas de @DANTEX

Actividad semana | Visitas totales
0 | 114


Registrate en Encontrarse y empezá a conocer gente ya
"Si recoges 100 hormigas negras y 100 hormigas rojas y las pones en un jarro de vidrio nada pasará, pero si tomas el jarro, lo sacudes violentamente y lo dejas en la mesa, las hormigas comenzarán a matarse entre sí. Las rojas creen que las negras son las enemigas mientras que las negras creen que las rojas son las enemigas cuando el verdadero enemigo es la persona que sacudió el jarro. Lo mismo ocurre en la sociedad.
Hombres vs Mujeres
Izquierda vs Derecha
Rico vs Pobre
Fe vs Ciencia
Joven vs Viejo
Etcétera...
Antes de ponernos a pelear entre nosotros debemos preguntarnos ¿Quién sacudió el jarro?"

Comentarios de Cortos :

10/01/2021
#F687850

Es una excelente reflexión que a mi juicio debería tenerse siempre presente, yo creo que todos los dias si revisamos nuestras conductas comprobaremos que, sacudimos el tarro por algo, cuando nos burlamos de un otre, cuando subestimamos a alguien, cuando contestamos ofendiendo, cuando perdemos tiempo hablando de la vida personal de otres en fin mirar para el interior de uno y revisar nuestro accionar seria imprescindible para intentar salir fortalecidos de esta pandemia que nos cambió los valores.Una vez por semana debería repetirse.    

15/01/2021
#F688224

Reflexiones en un día de lluvia.

Hacía tiempo que quería hacer un comentario sobre esta nota, que cada tanto es subida en la página y que por falta de tiempo o prioridades alternativas, postergaba.

La misma contiene una analogía de comportamientos que comparte una raíz común con otras: la rana y el escorpión, las moscas frente a la miel y el vinagre, etc; la analogía del comportamiento de diferentes animales con nuestra particular especie, los seres humanos. Las mismas tienen un gran atractivo y es la simplicidad de remitirse a “lo natural” como el eje conductor de las formas esperables. Sin embargo, la especie humana (para mal o para bien) tiene particularidades que lo distinguen claramente de las otras, en su particular relación de comportamiento entre lo individual y de raíz natural con lo social. El zoon politikón de Aristóteles, es una expresión que sintetiza esa relación. Un gran pensador del siglo XIX (Karl Marx) discutió con los “clásicos”, fundamentalmente Smith y Ricardo, poniendo de relieve el carácter fundamentalmente social, transitorio e histórico de los comportamientos humanos, desnaturalizando sus relaciones. Otro gran pensador (Sigmund Freud) también lo distinguió al conceptualizar la diferencia entre los “instintos” de los animales y las “pulsiones” de nuestra especie. Ahora bien, si no tenemos comportamientos que nos remitan fundamentalmente a lo “natural”, o dicho de otra manera, si lo social “modela” nuestras acciones y pensamientos, ¿cual es la utilidad de establecer analogías que parten de su naturaleza, valga la redundancia?

Yendo al ejemplo de las hormiguitas, el sacudir el jarro es una acción externa a la voluntad de las mismas que las sacan de su cauce natural, una relación armónica y natural. Vayamos ahora al comportamiento humano, ¿donde está el cauce natural, o quien sacude el jarro? Son los propios humanos que a lo largo de la historia sacudieron sus entornos, en condiciones cambiantes y bajo circunstancias siempre transitorias y sujetas a relaciones de poder y correlaciones de fuerza. Las relaciones sociales según nos ha mostrado la historia, contienen intrínsecamente elementos conflictivos y complementarios en dosis cambiantes entre diferentes sectores. Vayamos a uno de los ejemplos de la nota de gran vigencia en la actualidad: hombres y mujeres. No tengo dudas sobre las relaciones complementarias que nos han configurado, contenido y vinculado en diferentes circunstancias, desde siempre. ¿Como prescindir de ellas? Pero tampoco tengo dudas de los cambiantes vínculos de poder, que nos han condicionado también en formas dominantes y más o menos aceptadas socialmente. Otro ejemplo planteado: izquierdas y derechas. Más allá de sus precisiones (tema no menor), no tengo dudas que representan intereses contrapuestos, o por lo menos divergentes entre sí. ¿Dónde está el elemento externo que cambia un rumbo armónico? La convivencia entre los sectores de referencia ha sido cambiante y bajo algunas circunstancias, más ó menos violenta en la historia. Los factores “exógenos” al vínculo pueden haber condicionado y muchas veces configurado en detonantes de cambios, pero no marcan un umbral de relación. Lo elementos “endógenos” y “exógenos” comparten allí responsabilidades, o dicho de otra forma, el jarro es sacudido de adentro y de afuera. Entre ricos y pobres, otro de los ejemplos, la historia es muy elocuente en cuanto a sus relaciones conflictivas y que es difícil excluir a los propios humanos involucrados de su devenir (sacar los "jarros" del plato). En los últimos 40 años, la concentracion de ingresos y patrimonios en el mundo es tal y su reproducción en forma ampliada de tal forma, que representa una verdadera obsenidad y su mitigación sujeta a enormes conflictos y  reacciones corporativas: ¿por parte de los "humanos rojos" o los "humanos negros"? 

Dejemos a la hormiguita viajera construir sus caminitos y entendamos nuestros vínculos en su propia complejidad, que es mucha y sujeta a múltiples determinaciones. Como decía el filósofo autodidacta que fumaba con boquilla: Por lo menos así lo veo yo

Saludos  

15/01/2021
#F688225

Quise decir obscenidad  




¡INICIAR SESIÓN!
Sumate para comentar, participar en esta y próxima salidas Iniciá sesión o registrate (si todavía no lo hiciste).Es muy fácil, en 3 pasos comenzá a contactarte con gente que tiene ganas de conocerte.
¿Consultas?