Cita a ciegas

Escrito por
@VIVIANSIL

26/01/2021#N74853

0 Actividad semanal
489 Visitas totales

Hoy me siento bien, un Balzac; estoy terminando esta línea.



Augusto Monterroso



Se habían contactado a través de una de esas páginas de internet destinadas al encuentro entre  solos y solas. A través de ese medio habían mantenido un fluido contacto por chat en sucesivas ocasiones donde pudieron presentarse, compartir pareceres sobre la vida, los hijos, sus gustos personales, su pasión por el arte, la gastronomía y alguna que otra anécdota con cierto matiz humorístico.



Luego pasaron a la charla telefónica noche tras noche en la que se relataban sus avatares cotidianos, desventuras laborales, decepciones y asignaturas pendientes. Ella llegó a confesarle lo mucho que le estaba pesando su soledad a esta altura de la vida y la lejanía de sus hijos en el extranjero. Él le compartió algún aspecto general de anteriores relaciones con mujeres mayores que él, su alejamiento de la familia, su fascinación por los libros de anatomía y cuánto extrañaba los safaris en destinos exóticos cuando se desempeñaba como asesor del ministro. Esa habitualidad logró que estas conversaciones se convirtieran en un ritual cotidiano donde lo que prevalecía era la familiaridad y el diálogo sincero y sin tapujos. Al principio esta naturalidad les sorprendió a ambos pero ello no fue impedimento para profundizar ese vínculo.



-¿No te da miedo encontrarte con un desconocido? Le dijo su amiga Marga, quien era la única que estaba al tanto de la relación.



-No es un desconocido. Chateamos en un montón de oportunidades. Me llama cada noche y mantenemos unas charlas tan interesantes…



-Ah, bueno. Si a vos no te da miedo. Pero que sea en un lugar público. 



-Por supuesto. No soy una adolescente. Le respondió sin un dejo de fastidio.



El encuentro lo fijaron para  las 5 en punto del sábado a la tarde en el café que ella había elegido, en la zona que él había sugerido porque luego tenía que ir a visitar a un amigo convalesciente. 



Al verlo por primera vez tuvo una sensación extraña. Desde luego la figura del hombre que estaba frente a ella no era un reflejo fiel de la foto del perfil que había visto pero sí coincidían la claridad de su voz, la sutileza de sus modales, la precisión y calma de sus movimientos, el tono a medio camino entre el humor y la ironía mordaz que lo caracterizaban. Hablaron de sus temas predilectos, el arte, la cocina, el gusto de él por la caza, la preferencia de ella por las novelas románticas hasta que él terminó por confesarle la enorme felicidad que le había provocado la proximidad de ese encuentro y hasta con qué ardor febril se la había imaginado y la deseaba.



Por fin decidieron ir hacia la propiedad donde él estaba parando para mostrarle una escultura: un viejo proyecto en el que venía trabajando afanosamente. 



Ella, ante la invitación, dudó un instante pero finalmente aceptó. Alguna vez tenía que correr ciertos riesgos en pos de ganar algo y esa vez decidió asumirlos.



Quiso la casualidad, el azar o tal vez la caprichosa distribución de feriados en el calendario que los vecinos del departamento contiguo se encontraran de viaje disfrutando de otro fin de semana largo. El martes por la mañana el encargado del edificioal  al tomar el servicio notó algo extraño al pasar por el hall del 8º piso. Golpeó la puerta del departamento A, luego la del B y, al no tener respuesta, decidió llamar de forma preventiva al 103.



Horas más tarde, la elegante residencia era testigo de un desfile de paramédicos,  policías y bomberos tratando de alejar a vecinos y curiosos.



-Esto solo puede ser producto de la mente de un loco o un maniático- comentó el policía al inspector de turno deslumbrado ante la extraña exposición de cadenas, sogas de distinto grosor, extremidades de cuerpos femeninos seccionados y suspendidos con especial cuidado y dedicación.



-Mmmm...no lo creo- contestó el oficial mientras escrutaba minuciosamente cada centímetro de piel, cada elemento dedicado a la tortura de la carne humana, cada mancha de sangre coagulada, cada fragmento de miembro extirpado expuestos con rigurosidad y calidad estéticas. Y agregó:



-Esto mas bien semeja la obra maestra del Marqués de Sade.



Comentarios

@MARIANALAURA

26/01/2021

Excelente! Qué final!! Muy buen relato. Atrapante aun en su corta extensión. Felicitaciones desde lo estético. Addenda: cualquier parecido con nuestro entorno.....😱😱😱😱  
@ANITAKREI

26/01/2021

Muy bueno,el arte del relato corto . Muchas gracias por compartirlo. Un beso Vivian.  
@VIVIANSIL

26/01/2021

Gracias por sus comentarios, Mariana y Anita. 

Respecto de esta página, tranquila, Mariana.

Hasta el momento nunca se registró una situación semejante.

   
@ANSOGUAT

26/01/2021

No des ideas Viviana, nunca se sabe !!  
@JOSELUISF

26/01/2021

Muy interesante y extremo 👍🏼  
@VIVIANSIL

26/01/2021

Gracias, José Luis! Vos decís, Ric??? Solo es ficción. Ja, ja, ja...  
@ANSOGUAT

27/01/2021

Hmmmm. Yo no creo en las brujas pero que las hay no tengo la menor duda!!!!  
@ELISAMARIA

27/01/2021

Excelente relato VIVIANSIL, y hasta te diría que de ficción mmmmmmm, el femicidio está en todos los estratos sociales y  en cuanto a formas de llevarlo a cabo??? miles de posiblidades  
@NESTOR.

27/01/2021

Excelente !!!, atrapante relato y un final...abierto a un monton de alternativas !!!...Felicitaciones  
@LIANABE

27/01/2021

Yo  creo que  en muchas  situaciones  de la vida,   hemos  tenido   suerte  ó   la  compañía  de un Angel Protector .

Sin  comparar  con el  relato,   puede ser crucial  elegir  transitar una  calle  u  otra  a   determinada  hora,   elegir una  empresa de taxi determinada,  donde  el  azar,   la  causalidad /  casualidad    nos  ha  salvado,    sin  habernos   enterado......  

Ojalá  ese Angel  siga  a nuestro lado.   
@MONICZ

27/01/2021

Muy bueno, Viviansil!!!! Gracias por compartirlo  
@VIVIANSIL

28/01/2021

Muchas gracias por sus devoluciones tan halagadoras.

Me alegro que lo hayan disfrutado.

Cariños a todxs!!  
@FANOFLORENTINO

04/02/2021

Un cuento atrapante y muy bien relatado.

No creo que tenga similitud con esta pagina, aun no encontre ningun psicopata  
Hola a todos,muy lindo el cuento ahora bien y si fuera que la mujer hubiese sido la sadica y el hombre la victima? Se lo imaginan???  
@ELISAMARIA

05/02/2021

Imaginar???  Con un cambio de roles, tendrías la nueva versión.

Aqui.... la broma al pasar (que si bien el tema no da para bromas obvio)

Las mujeres no necesitan hacer tanto desparramo...... le seccionan una sola parte y asunto solucionado.

Juro que no sufro de Misandria jajajajajaja. pero me disparó por ahí.  
@MONICZ

08/02/2021

Ja jaaaa  
ARG

ARG

MUJER de 51 en Tres de Febrero

Soy sencilla, espontánea. Priorizo la tranquilidad y la buena onda. Me gusta

¿CONOCERLA?

NO

Más Mujeres
ARG

ARG

HOMBRE de 48 en Mercedes

Soy como soy. Acuario y me gustaría charlar pasear y lo que el destino y junto

¿CONOCERLO?

NO

Más Hombres

Salidas Grupales

Ver todas
Viajes Encuentro Arrefest
Arrefest

@ELGUS - Viernes 17/12/2021

Últimas notas

Ver portada