Gente tóxica: 13 actitudes egocéntricas y 5 posibles agravan


Registrate en Encontrarse y empezá a conocer gente ya

Cargado x @DANTEX

11/04/2021 | #N75468
Otras notas de @DANTEX

Actividad semana | Visitas totales
0 | 65


Registrate en Encontrarse y empezá a conocer gente ya
Si buscamos la definición de EGO nos dice que es la “Valoración excesiva de uno mismo”. El ego en sí mismo (y en su justa medida) es bueno y necesario, porque nos empodera en autoestima y nos pone en valor.

El problema llega cuando te vuelves en cierta manera adicto a “ser importante” y se convierte en el eje de todas tus acciones creyéndote más bueno en todo que los demás. Es ese momento peligroso en el que el “yo” anula por completo al “nosotros”.

Hace meses decidí no alimentar más egos, dejando de apoyar a personas que en algún momento creí o sentí que eran referentes en sus áreas profesionales pero que su comportamiento me ha decepcionado, enfriado hasta el punto de que ni sus aportes de valor me parecen ya de tanto valor.

Tener y ser una Marca Personal de referencia (en mi opinión) pasa también por ser sólida, creíble, humana y auténtica.

Las actitudes egocéntricas
Personas que:

Sólo hablan de sí mismas, cada publicación es un “yo, me, mi, conmigo”.
Son incapaces de interactuar con su comunidad: No comparten nada de terceros, no contestan ni agradecen jamás.
Algunos/as se autodenominan expertos… A mi modo de ver un verdadero experto no se lo dice él mismo, es la comunidad quien se lo reconoce.
Utilizan la red sólo para venderse.
Se creen la opción elegida, únicos; que sólo por ser quienes son ya está todo finalizado.
No trabajan en red sino que intentan poner a la red a trabajar para ellos/as.
Ellos/as siempre tienen la razón y no suelen discutir con nadie porque desprecian ponerse a la altura de los demás.
Jamás se alegran de los éxitos de sus colaterales, ni los apoyan.
No ayudan a personas de su comunidad cuando son solicitados.
Provocan un sentimiento de falta de importancia hacia los demás; pero si te consideran un/a rival, vigilan tus movimientos y créeme cuando te digo que casi saben más de nosotros que a la inversa.
Cuando tú brillas, ellos te desprestigian y hablan mal de ti. Mucho cuidado con esto. La red es grande aunque quienes sí se interrelacionan con su comunidad acaba enterándose de todo.
Están más preocupados/as por su índice de Klout que por tener una comunidad fiel con quien compartir y crecer todos los días.
Olvidan lo fundamental y es que las redes son las personas que hay detrás y que no eres el más importante ni el más listo, sólo serás importante si tu comunidad te lo reconoce y te apoya.
Lectura relacionada 10 formas de motivar a los demás
Cuando tu marca personal crece es fácil que tu ego lo haga al mismo tiempo…
Crecerás y con tu crecimiento notarás como la gente te aprecia y admira; y más tarde sentirás incluso que se convierten en verdaderos fanes de todo lo que ejecutas y promueves. Es en ese momento donde debes controlar tu ego. Es fácil creérselo y, por ende, que tu forma de ser y conectar se vean modificadas.

Te contaré una experiencia personal: Hace un tiempo di un ciclo de dos conferencias en Lima (Perú). Fueron dos eventos multitudinarios a los que acudieron en su totalidad más de setecientas personas. Te tengo que decir que el público peruano es absolutamente maravilloso y el calor que recibí lo llevaré para siempre en mi mochila de la vida y en el corazón.

El caso es que cuando finalicé las conferencias, muchísimas personas se quedaron porque querían conocerme en persona y me solicitaban autógrafos.

Es en esos momentos de baño de éxito cuando debes mantenerte con los pies en el suelo y no perder el mundo de vista. Es fácil recrearse en ello y creer que eres alguien especial; ahí es donde las cosas inician la transformación: en quien no eres realmente.

Si lo llevas a cabo, si te crees “que te has convertido en alguien realmente importante” estás perdido. Lo que te encumbró (tu humildad y tu saber hacer) está desapareciendo por el camino y probablemente se vislumbrará un efecto bumerán que acabará dándote (y perdona la vulgaridad) en los mismo morros.

Todavía puedes ser peor
Empezarás a sentir cosas relacionadas con el aumento del ego que pueden suponerte un grave problema:

Te acostumbrarás a que te adulen y el día que no lo hagan sufrirás muchísimo.
Te acomodarás pensando que ya llegaste a la cumbre y que tus esfuerzos a partir de ahora pueden ser menores, sin quererlo crearás una zona de confort dañina.
Llegará un momento en que tu propia identidad ya no estará en tu poder; sino en lo que los demás piensen de ti.
Vivirás en un mundo que no es real. Si te acostumbras a la adulación, en cuanto dejen de hacerlo, ¿qué pasará?
Crearás una versión distorsionada de ti mismo y al final ni te reconocerás.
Lectura relacionada Equipos de trabajo integrados para mejorar el comportamiento organizacional
No hay nadie mejor que nadie y siempre nos queda algo por aprender, incluso de las personas que, aparentemente, son las más sencillas.

Cuida tu marca, solo tú sabes el tiempo invertido y las dificultades para hacerla crecer todos los días y mantenerla. No dejes que nada ni nadie la haga caer en el olvido por no saber mantenerte con los pies en el suelo.

Da igual el número de seguidores que tengas, da igual el éxito de tu blog, si quieres mantenerte no pierdas nunca ni tu esencia ni el norte, mantente siempre con los pies en el suelo y con una visión clara de quién eres y hacia dónde vas… No te dejes obnubilar

> Aún no hay comentarios. Inicia tu esta cadena comentando que te parece este tema, que te despierta.