CLAVES DEL CONSUMO MUNDIAL DE VINOS


Registrate en Encontrarse y empezá a conocer gente ya

Publicado por
@ZONANORBER

27/04/2021#N75563

0 Actividad semanal
525 Visitas totales


Registrate en Encontrarse y empezá a conocer gente ya

Análisis del Primer Balance anual con la Crisis sanitaria Covid-19

CLAVES DEL CONSUMO MUNDIAL DE VINOS

El informe sobre la coyuntura global vitivinícola de la Organización de la Viña y el Vino (OIV) destaca la fortaleza sectorial y la capacidad de resiliencia en momentos en que el consumo mundial de vino cayó en 2020 un 3% respecto al año precedente. El primer año de la crisis sanitaria Covid-19 expuso comportamientos asimétricos del consumo en los distintos países del mundo.

La tradicional reseña anual elaborada y difundida por la OIV hace foco en la producción, el consumo y el comercio global. En ella se explica que la crisis del Covid-19 generó gran parte de la merma del consumo de vino, mientras que la producción está ligeramente por debajo de la media por segundo año consecutivo. Otro de los puntos relevantes del informe son las cifras de China, que testimonian el fin de su vertiginoso crecimiento vitivinícola. Pese al contexto complejo, el organismo internacional con sede en París, considera que habrá nuevas oportunidades.

Las cifras clave del vino

  • La superficie del viñedo mundial en 2020 se calcula en 7,3 millones de hectáreas, y se la considera estable desde 2017.
  • La producción mundial, excluyendo jugos y mostos, fue de 260 millones de hectolitros (+1%/2019), nivel apenas inferior a la media (por 2do. año consecutivo).
  • El consumo mundial alcanzó a 234 millones de hectolitros, con una merma de 3% frente a 2019, registrando el nivel de consumo más bajo  desde 2002. La caída es análoga a la observada en la crisis financiera mundial de 2008-09.
  • El replanteamiento del consumo de vino en China convirtió a ese país en otra de las causas del descenso.
  • Aunque se trata del nivel de consumo más bajo desde 2002, dada la incertidumbre en estos tiempos de pandemia, el sector del vino no ha tenido en su conjunto un rendimiento inferior al de otros productos básicos.
  • La exportación de vino se contrajo ligeramente en volumen, alcanzando los 105,8 millones de hectolitros (-1,7% / 2019), pero con una caída importante en valor, con 29.600 millones de euros (-6,7% / 2019).

El impacto de Covid-19 en el sector: principales tendencias observadas

Hubo comportamientos de consumo heterogéneos entre los países, en función de factores como los hábitos de consumo nacionales; peso del vino sobre el total de las bebidas alcohólicas; peso del canal horeca (acrónimo que hace referencia a las primeras dos letras de hoteles, restaurantes y cafeterías, etc.); la duración y el rigor de las medidas de cierre; y las políticas asociadas (como las prohibiciones de venta, y el peso del turismo en el consumo nacional de vino).

Cambio del canal de distribución

El cierre total o parcial del canal horeca provocó  una caída de las ventas en valor, y en menor medida en volumen, sólo parcialmente compensada por el aumento de las ventas de vino a través del comercio electrónico y la gran distribución.

Volumen frente a valor

El vino premium fue el que más sufrió el cierre de restaurantes y establecimiento on-trade, mientras que los grandes productores que poseían el canal off-premise (es el caso de tiendas, supermercados y grandes superficies) con grandes mayoristas asociados, obtuvieron buenos resultados.

Con la excepción del prosecco, el vino espumoso es la categoría de vinos que más sufrió en 2020. Por el contrario, las ventas de vino «bag-in-box» han experimentado un fuerte aumento de las ventas, aunque los volúmenes globales siguen siendo bajos.

Desde la OIV han observado cambios en los patrones del comercio mundial debido a la combinación de la disminución de la demanda mundial por la crisis del Covid-19 y por la imposición de nuevas barreras comerciales (Ej::aranceles de represalia de EEUU, aranceles de China sobre el vino australiano, Brexit).

Las importantes revisiones a la baja en superficie de viñedos, producción y consumo de vino en China, junto al fuerte descenso de sus importaciones, señalan el probable fin de la tendencia de rápido crecimiento iniciada hace dos décadas en el gigante asiático. Las estimaciones de la producción de vino en el hemisferio sur indican volúmenes en alza para 2021 en la mayoría de los países (con excepción de Argentina).

Un momento de nuevas oportunidades

Pau Roca, director general de la OIV recordó que «para los productores de vino ha sido y seguirá siendo necesario adaptarse a la diversificación de los mercados y los canales de distribución». Subrayó que  «sólo se mantendrán en pie aquellos que incorporen un comportamiento adaptativo continuo».

«El sector está muy concentrado y, por tanto, hay riesgo. Esto nos demuestra que es necesaria la diversificación, empezando por el consumo», dijo el ejecutivo. Entre otros objetivos, la OIV trabaja para hacer del vino un producto de consumo más universal«Asia, como continente consumidor creciente, es uno de los principales retos para el mundo del vino», consideró el director general de la OIV.

 

 

Comentarios

Aún no hay comentarios. Iniciá una conversación acerca de este tema.