8 maneras de seguir aprendiendo después de los 50


Registrate en Encontrarse y empezá a conocer gente ya

Publicado por
@ANGELDELCORAZON

21/05/2023#N82469

0 Actividad semanal
232 Visitas totales


Registrate en Encontrarse y empezá a conocer gente ya

8 maneras de seguir aprendiendo después de los 50

Absorbe nuevos conocimientos con clases y experiencias gratuitas o de bajo costo.

Por 

Robin Roenker

 

 febrero de 2023

Tal vez siempre soñaste con pintar o aprender a tejer. Quizá te lamentas de no haber aprendido nunca un segundo idioma. La buena noticia es que nunca es demasiado tarde para aprender, a pesar de lo que dice ese dicho anticuado sobre los perros viejos y los trucos nuevos.

Aprender una habilidad es más que entretenimiento. Es algo que promueve las conexiones y el surgimiento de nuevas ideas y mantiene el cerebro ágil. Las investigaciones demuestran que los estudiantes mayores pueden adquirir conocimientos nuevos con bastante facilidad si se encuentran en el entorno educativo apropiado y cuentan con apoyo. Un estudio del 2019 (en inglés) publicado en The Journals of Gerontology halló que los adultos de entre 58 y 86 años que tomaron clases 15 horas por semana para aprender habilidades diversas —como español, dibujo o fotografía— no solo adquirieron nuevos conocimientos, sino que, después de tan solo un mes y medio, también mejoraron su función cognitiva e igualaron el nivel de los adultos 30 años más jóvenes. ​

spinner image

Por lo que no debe atemorizarte la idea de probar a hacer cerámica, incluso si siempre has tenido más orientación hacia las matemáticas. O de expandir tu conocimiento del cosmos con una clase de astronomía en línea, aunque hayan pasado décadas desde tu última clase de ciencia. Puedes adquirir muchos conocimientos nuevos en forma gratuita o con muy bajo costo si aprovechas los recursos que ofrece tu comunidad.

¿Estás listo para alimentar a tu estudiante interno sin gastar un dineral? A continuación, te mostramos cómo hacerlo.

1. Inscríbete en un programa de aprendizaje de por vida

Muchas universidades e instituciones de enseñanza superior ofrecen cursos y talleres gratuitos (que no otorgan créditos académicos) como parte de sus programas de aprendizaje de por vida para estudiantes de 50 años o más. En algunos de ellos, los adultos mayores incluso tienen acceso gratuito o a bajo costo a clases que otorgan créditos académicos, lo que te permite procurar un título, si lo deseas. La Beca Donovan de la Universidad de Kentucky, por ejemplo, cubre la matrícula regular y los cargos del curso para los residentes de Kentucky de 65 años o más.​

Jeffrey Jones, un maestro de recursos de Matemáticas y Tecnología jubilado, de 73 años y residente en Lexington, Kentucky, utilizó el beneficio de la Beca Donovan para estudiar su primer amor: teoría y composición musical. Jones ha completado varias composiciones para orquesta de cámara, una de las cuales fue interpretada profesionalmente. “Comencé a tomar estas clases porque quería aprender a escribir música. Quería entrenar el oído, y eso iba a ser suficiente para mí”, dice Jones. “No tenía idea de que podía haber un canal para que otros escucharan mi obra”.​

2. Hazte voluntario de docencia en un museo

¿Te interesa la historia o la arqueología? ¿O tal vez la aplicación práctica de la ciencia? Considera enseñar a otros en un rol docente en un museo, un zoológico o un sitio histórico. Len Maynard, de 59 años, se unió al Museo de Arte de San José como docente voluntaria durante la pandemia de COVID-19, cuando vivía cerca. “Ser docente es lo mejor de dos mundos, porque te da la oportunidad de profundizar tus conocimientos y conocer gente nueva, y al mismo tiempo estás ayudando a otros a aprender”, dice Maynard, quien continúa activa como guía de recorridos virtuales y copresidenta docente del museo, a pesar de que recientemente se mudó a Montana.

¿Te preocupa no estar calificado? La mayoría de las instituciones ofrecen capacitación integral para docentes. Maynard estuvo en capacitación durante un año, profundizando sus ya sólidos conocimientos de arte e historia del arte. Pero el curso era incluso accesible para los asistentes que no tenían conocimientos previos de arte, quienes al final del curso se sintieron confiados en su capacidad para dirigir los recorridos.

3. Conviértete en un ciudadano científico

Comprende mejor la ciencia animal, la naturaleza y la historia haciendo tareas voluntarias como ciudadano científico. Puedes ayudar a contar pájaros en el Great Backyard Bird Count (en inglés), un evento anual de la Audubon Society. O controlar la calidad del agua en un río o un arroyo. O participar en excavaciones arqueológicas en sitios históricos. Encontrarás los proyectos que buscan voluntarios en tu área en Citizenscience.gov/catalog (en inglés).

4. Explora tu capacidad para la jardinería

¿Tus relaciones con las plantas siempre terminaron mal? Haz que este sea el año en que conquistas tus temores del jardín. Inscríbete en un taller de bajo costo sobre el mantenimiento de las flores en un arboreto o un club botánico, o aprende técnicas de plantación a través de un programa cercano de jardinero máster.

5. Toma clases de arte con el Departamento de Parques

Cuando piensas en el área de parques y recreación, tal vez pienses en juegos para niños o canchas de tenis en la ciudad. Pero muchos parques también ofrecen extensos calendarios de clases de arte gratuitas o a bajo costo, desde pintura y fotografía hasta instrumentos musicales y danza, entre otros. El año pasado, Nandita Godbole, de 51 años, tomó las clases asequibles de cerámica que ofrece el Departamento de Parques y Recreación de Roswell, Georgia. En el proceso, la autora de un libro de cocina profesional adquirió una habilidad que la entusiasma, y también tuvo la oportunidad de cuidarse a sí misma. “Me inscribí en cerámica como una forma de aprender algo nuevo y no estancarme, pero el taller se convirtió en un sitio terapéutico para mí”, dice Godbole. “Estás obligada a desconectarte del teléfono y enfocarte en lo que hacen tus manos. A través de la cerámica, he hallado creatividad y paz. Ha sido una manera maravillosa de encontrar tiempo para mí”.

6. Aprende técnicas del hogar

¿Quieres aprender a hacer acolchados o mejorar tus cualidades culinarias? Tal vez te interese la crianza de gallinas, o hacer tus propios jabones o exfoliantes con azúcar. Consulta tu oficina local del Sistema de Extensión Cooperativa (CES). Con el apoyo del Departamento de Agricultura de EE.UU y operadas a través del sistema universitario de subsidios para la tierra de EE.UU., las oficinas del CES presentan regularmente talleres asequibles, en línea y presenciales, que abarcan técnicas del hogar y el jardín para estudiantes de todos los niveles.

7. Indaga en los cursos gratuitos en línea

¿Quieres aprender algo sin tener que salir de casa? Considera inscribirte en una clase gratuita en línea en sitios de cursos compartidos, como Coursera, edX o Academic Earth. La mayoría de las clases avanzan a tu propio ritmo, por lo que puedes tomarte tu tiempo para completar cursos sobre la ciencia del bienestar, introducción a la filosofía o cálculo básico, por ejemplo.

8. Consulta las ofertas de la biblioteca

La próxima vez que vayas a la biblioteca pública, tómate un momento para mirar el tablero de anuncios o explorar el sitio web en busca de clases y talleres próximos. Muchas bibliotecas con frecuencia ofrecen charlas gratuitas, presenciales o en línea sobre temas variadísimos, desde apicultura en el jardín de tu casa o investigación genealógica hasta tejido, redacción creativa, creación de películas digitales y más. En el sistema de bibliotecas públicas del condado de Miami-Dade, en Florida, los interesados pueden inscribirse en clases gratuitas en línea de 10 semanas para aprender español, o en clases para la ciudadanía estadounidense o de preparación para el examen GED. “Nuestros estudiantes adultos aprecian la comodidad de las clases y la comunidad que se crea en ellas”, dice Nora Morales, coordinadora del programa de enseñanza de la biblioteca. “A nuestros participantes les gusta mucho el hecho de que aprenden habilidades nuevas y lo hacen dentro de una red de apoyo compuesta por otros estudiantes adultos”.​

 

Comentarios

Aún no hay comentarios. Iniciá una conversación acerca de este tema.