El ballotage y después


Registrate en Encontrarse y empezá a conocer gente ya

Escrito por
@JORGE-EMILEO

12/11/2023#N83846

0 Actividad semanal
91 Visitas totales


Registrate en Encontrarse y empezá a conocer gente ya

Dentro de una semana, con el ballotage, se define quien va a ser el próximo presidente. Y muchas cosas más. A esta altura, toda la estructura partidaria y de alianzas preexistente ha volado por el aire. Por un lado, Juntos por el Cambio estalló en al menos dos vertientes casi imposibles de volver a juntarse. Dentro del peronismo, el orden de jerarquía ha pegado uin abrupto cambio y va a cambiar más después de la elección. Y los libertarios son aún una burbuja sin sustento firme. Creo que veremos reacomodamientos de formas distintas en los años siguientes.



Todo un sistema de valores, concordancias y aspectos preestablecidos se han puesto en discusión y no veo forma que todo vuelva al cauce anterior.



Por un lado, la irrupción de Milei y los libertarios se montó en una bronca ante la debacle permanente y la incompetencia de los políticos que hasta ahora condujeron el país (peronistas y antiperonistas). Estalló en una especie de reedición del “¡¡¡que se vayan todos!!!” en modo electoral y por la derecha. Y esa bronca desatada (que existe aún en los que, por miedo a Milei, voten a Massa), no va a desaparecer.



Se pusieron en entredicho todas las estructuras en las que se asentó la economía y hasta se cuestionó el consenso sobre los millitares genocidas y las bases de la democracia, dando pie a planteos semidelirantes, retrógrados y grotescos que, espero, sean rechazados en las urnas. Pero que muestran el grado de hastío de la sociedad y hasta que extremos puede estirarse la necesidad del cambio. Esto dio pie a figuras impresentables que hace dos años atrás eran impensables de tener un mínimo de credibilidad.



El país está ante un momentó crítico, que no se acaba en los comicios, más vale allí comienza el tránsito a resolverlo o a profundizarlo. Vienen por delante años que, si bien van a tener un sesgo positivo en variantes económicas (buen precio de los commodities, aporte de gas y petroleo desde el sur, minería en el Norte, ya sin sequía, menores pagos al FMI), van a tener un tembladeral de arrastre inflacionario, necesidad de ajustar clavijas y encarar reformas.



Todo con un país dividido en dos mitades con posiciones antagónicas y (salvo un milagro) con escaso nivel de autoridad de los poderes institucionales (desprestigiados y con poca capacidad de consenso mayoritario).



La variante tradicional de ajustar hacia abajo fue usada hasta muy cerca del límite y si se emplea creo que va a generar conmociones sociales. La de ajustar hacia arriba no ha sido nunca la posición de ninguno de los políticos tradicionales hasta ahora. Tampoco es la Milei (menos aliado a Macri)



 


Comentarios

Aún no hay comentarios. Iniciá una conversación acerca de este tema.