Evitemos suplantar con nuestro mundo el de los demás.