Paradójicamente en una discusión gana el que pierde porque quien no estaba en lo cierto aprende algo nuevo.