"Uno de los principales asesinos de la pasión es la rutina"